Elegir un bando en esta guerra... forjará tu destino
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Reconociendo el terreno

Ir abajo 
AutorMensaje
Trish
Ryoka Nivel 2
avatar

Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 20/10/2009

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Trish Shimei
Rango: 8
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Reconociendo el terreno   Miér Oct 21, 2009 1:20 pm

Aqui es...no hay duda..

Trish se hallaba de pie delante del gran portón de hierro que permitía la entrada a la antigua fábrica de Karakura, situada en el polígono industrial de la periferia de Karakura la fábrica en cuestión parecía haber dejado de ser útil a la que fuera la empresa de la que fuera propiedad, pese a su lamentable y descuidado estado del exterior posiblemente fuera usada por algun tipo de ser, pues ya habían sido varias veces las que había pasado por aquel lugar y siempre había sentido una pequeña presencia de reiatsu procedente del lugar.

Tras observar a su alrededor para cercionarse de que nadie la seguía ni la veía entrar en el recinto, la joven ryoka se internó en el interior de la descuidada fábrica. Cierto era que el interior no presentaba mejor aspecto que el exterior, pero por lo menos ya no le daba la impresión de que el edificio podía venirse abajo en el momento menos esperado, las luces del lugar que aun quedaban sin destrozar no estaban encendidas, y las máquinas dormitaban en un profundo letargo mecánico, un letargo que la ryoka estaba dispuesta a dar por terminado cuanto antes.

Trish cerró los ojos y se concentró en la energía interna que poseía en su interior y comenzó a buscar mediante las leves ondas eléctricas que aun pudiera emitir el generador apagado de la fábrica para encontrar su posición y ponerlo de nuevo en marcha, tras casi cinco largos minutos de intensa búsqueda, la ryoka detectó un leve atisbo, una pequeña chispa de electricidad procedente del piso superior de la fábrica, así que sin demora se puso en camino hacia al lugar en cuestión manteniéndose totalmente alerta por si la fuente del reiatsu que había sentido durante dias en ese lugar decidía plantarla frente.

Tuvo especial cuidado al subir por las oxidadas escaleras que daban acceso al piso de arriba y que al contrario que el resto del edificio si daban la impresión de poder fallar en el momento menos oportuno. Una vez en el piso superior avanzó con precaución para evitar una posible emboscada y llegar a su destino, tras cruzar una esquina llegó hasta un pasillo con una sola puerta metálica llena de suciedad y ligeramente oxidada, la pequeña fuente eléctrica que había sentido antes se encontraba al otro lado de aquella puerta, dado el estado de la puerta posiblemente la cerradura estaría destrozada y la puerta no se abriría con simplemente girar el pomo, por lo que la ryoka decidió directamente darle una fuerte patada a la puerta y tirarla abajo.

La puerta no solo cedió a la primera sino que salió volando contra la pared al otro lado de la pequeña estancia en la que se encontraba un viejo generador eléctrico cubierto de polvo y telarañas por todos lados, antes de intentar nada, Trish comprobó el estado del generador para saber si podía suponer algun peligro de explosión y tras unos minutos inspeccionándolo concluyó que podía activarlo sin problema alguno.

La ryoka comenzó a condensar energía en su brazo izquierdo haciendo que pequeños rayos de color blanquecino fueran visibles a simple vista y que la estancia se iluminara levemente por el destello emitido por los mismos; extendiendo el brazo la ryoka comenzó a lanzar pequeñas descargas eléctricas sobre el generador que tras unos cuantos intentos de reanimación volvió a la vida.

Las luces que quedaban aun sin fundirse o que no habían sido destrozadas comenzaron a temblar en sus respectivas lámparas antes de ir encendiéndose de una en una, las viejas y oxidadas máquinas comenzaron a volver a la vida y se despertaron de su letargo entre estruendosos y chirriantes quejidos mecánicos.

Satisfecha por el resultado obtenido, la ryoka se encaminó de nuevo hasta la entrada a la fábrica donde había intentado localizar la fuente de energía del edificio, pero antes de llegar a las escaleras, una pequeña puerta de madera situada en el lado opuesto por el que había subido ella antes llamó su atención. Atraída por dicha curiosidad se acercó hasta la puerta, donde pasando un pañuelo que llevaba encima, pudo hacer visible una pequeña placa metálica desgastada que pese a ello podía reconocerse escrito:

"Sala de ejecutivos"...Mmm..no estaría mal echar un vistazo dentro..

Dicho y hecho, la chica abrió la puerta de madera y accedió a la pequeña estancia que había al otro lado. La estancia tenía un pequeño ventanal lleno de polvo y suciedad que seguramente diera al exterior, y en el centro de la estancia una pequeña mesa de madera con unas cuantas sillas alrededor, algunas tiradas en el suelo, otras de pie y otras directamente rotas.

La estancia tenía un estado muy lamentable, pero no era nada que no pudiera arreglar una buena limpieza a fondo. Finalmente tras la comprobación, la ryoa decidió marcharse del lugar, pero cuando se dirigía hacia la puerta sintió la fuente de energía que ya había sentido durante varios dias...no se lo pensó dos veces, una pequeña corriente de rayos blanquecinos comenzó a recorrer su brazo al tiempo que permanecía atenta a quien pudiera aparecer por la puerta de entrada a la fábrica un piso por debajo de donde ella se encontraba oculta esperando a su misterioso visitante..
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Takeshi
Ryoka Nivel 1
avatar

Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 15/09/2009

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Takeshi Kishimoto
Rango: 8
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Reconociendo el terreno   Miér Oct 21, 2009 4:54 pm

Anadaba por la fría calzada de Karakura, el cuarto menguante de la luna se alzaba en el cielo azul oscuro, con muchas estrellas brillando en el cielo, miré al cielo y recordé alguna de las clases que me dieron sobre astronomía básica, distinguí entre las estrellas rigel y betelgeuse en la constelación de Orion, y esas tres pequeñas estrelas formando el cinturón del gran cazador y algo cerca en el cielo pero muy lejos en el espacio se encontraba el fiel perro con la estrella más brillante, Sirius, estas miraditas se acabaron cuando un reiatsu débil que percibí desde dentro de la fábrica abandonada, asi que sin dudarlo me dirigí al interior para averiguar de quien venía.

La gran verja de metal, un poco oxidada, se notó aun más cuando abrí el portón para poder pasar al recinto de la fábrica, cerré la verja a mis espaldas con chirridos de visagras sin usar desde hace tiempo, por las ventanas de vidrio rotas vi como habia luz y parece que todo funcionaba de nuevo una cosa impensable desde hace unos años, en ese momento se me pasó algo por la cabeza:

-¿Podría ser obra de ese reiatsu?

La segunda puerta que ya me daba entrada a la fábrica era de un color rojizo que te incitaba a destruirla para no dañar los ojos de otras personas pero no podía hacer ningún ruido si quería saber de quien era el reiatsu, abrí la puerta y algo a la espalda me dijo:

-¡¡Eh!! Colega, ¿tienes un cigarro?

Me giré para ver de quien se trataba de un chaval vagabundo no más de dieciseis años y tenía pinta de vandalo, no me daba ningún miedo pero por su aparente edad me daban ganas de enviarlo con su madre para que supiera como es su hijo cuando ella no esta, haciendo caso omiso del chaval me adentré en el interior de la fábrica, el reaiatsu procedía de el piso superior.

Las escaleras parecían venirse abajo no me incidían mucha confianza pero no me apetecía subir a saltos, asi que un poco de cuidado fuí subiendo los pequeños escalones de la empinada escalera, llegué ya al piso superior, cada vez el reiatsu era mucho más cercano y ahora procedía de una habitación, pero no sabía el lugar exacto en la habitación.

Abrí la puerta y ví una pequeña habitación para las reuniones de los ejecutivos para discuir marketing y presupuestos, o en otras palabras, pensaban como engañar al consumidor para comprar sus asquerosos productos, todavia había papeles encima de la larga mesa que parecían de la bancarrota de la fábrica, pero no había ni rastro exacto del reiatsu asi que con precaución busqué a la persona o cosa que lo tuviese.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Trish
Ryoka Nivel 2
avatar

Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 20/10/2009

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Trish Shimei
Rango: 8
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Reconociendo el terreno   Jue Oct 22, 2009 5:17 pm

Oculta en la pequeña sala de ejecutivos la ryoka asomó su cabeza ligeramente por la puerta para mirar al piso de abajo a tiempo para ver como un chico joven con un extraño tatuaje en la cara y con el pelo amarillo de punta formando un gracioso flequillo. Pese al aparente aspecto normal del chico que acababa de entrar en la fábrica, Trish no se fiaba y aún menos cuando sintió la energía que emanaba su cuerpo.

Sin perder de vista al joven, fue siguiendo sus movimientos mientras permanecía oculta cubriéndose con la puerta de madera, y cuando observó que el chico comenzaba a subir lentamente las escaleras oxidadas, la ryoka fue retorcediendo poco a poco para volver a internarse en la sala de ejecutivos y examinar lentamente la sala para buscar un sitio en el que poder esconderse.

Cuando su vista pasó dos veces sobre la mesa de madera de la sala, la única opción que vió viable en el momento fue aquella, asi que oyendo que el chico ya había terminado de subir las escaleras pues ya no se oían más chirridos de estas al ceder con el peso, no lo dudó y se metió debajo de la gran mesa de madera a la espera de que hacía el recien llegado.

Oculta bajo la mesa, vió como el chico entró finalmente en la sala pues veía sus pies desde donde estaba situada, sin pensar casi comenzó a acumular energía en sus dos brazos y antes de dejar que el chico pudiera localizarla, lanzó la energía fuera de su cuerpo en forma de una onda electromagnética que despidió la mesa contra el chico y seguramente pillaría al rubio por sorpresa dándose así a Trish la oportunidad para salir de ahí.

Cuando la mesa salió despedida hacia delante, Trish se puso en pie y se lanzó contra la ventana haciéndola añicos al chocar sus codos contra el cristal y salir al exterior de la fábrica. Al tocar el suelo, la fuerza del impacto hizo que la ryoka provocara que la tierra se resquebrajara un poco, corrió para alejarse varios metros del edificio y sin dejar de mantenerse alerta esperó la reacción del misterioso chico de pelo amarillo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Reconociendo el terreno   

Volver arriba Ir abajo
 
Reconociendo el terreno
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» AS Monaco, en el infierno de 2ª
» [FM10] Del terreno de juego a dirigir un banquillo
» ¿Cómo insertar tilesets a tu juego? (ACE)
» inFamous Life. Corto 12 (con gente del foro)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bleach World Rol :: La Ciudad de Karakura :: La Fábrica :: Sala de Reuniones-
Cambiar a: