Elegir un bando en esta guerra... forjará tu destino
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Misión

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Natsumi_Tachikawa
Capitán del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 240
Fecha de inscripción : 27/08/2009
Edad : 27
Localización : Seireitei

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Natsumi Tachikawa
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Misión   Jue Nov 26, 2009 3:49 am

Al atravesar la puerta Senkai, tuvimos un largo viaje por el mundo intermedio. Para nuestra suerte, y como debía ser, el duodécimo escuadrón había desactivado el sistema de protección que regía en todo el lugar, de lo contrario hubiéramos estado en serias dificultades.
Tres mariposas infernales nos acompañaron en nuestro recorrido, guiándonos e indicándonos el camino que debíamos realizar. El trayecto fue realizado sin mayor dificultad al respecto y finalmente un portal fue abierto en el mundo humano permitiéndonos llegar al mismo.
Al ser la primera en ingresar, también fui la primera en salir. Terminamos en una calle desolada de la ciudad de Karakura. Miré hacia todos lados sólo para asegurarme de la ausencia de seres indeseados y sólo me relajé levemente cuando determiné que la vía esta libre de peligro.
Mis dos compañeros llegaron segundos después a donde yo me encontraba. Volteé a mirarlos y con la seriedad que me caracterizaba, antes de que continuáramos con nuestra misión, les hice la primera y esperaba que única advertencia.

-Recuerden que esto sólo es una misión de reconocimiento. Nada de grandes peleas- les recordé observando tanto al capitán amante de los enfrentamientos como al teniente que no dudaría en desobedecer las órdenes de Cole Sou Taicho e hincar un conflicto de forma accidental- Intenten mantener su reiatsu al mínimo. No hay que llamar demasiado la atención.

Volví mi mirada nuevamente hacia el frente. Sin previo aviso alguno, me adelante brevemente, dando un ligero salto y posicionándome sobre el techo de una casa de gran altura. Allí obtuve una visión un poco más ampliada de la ciudad. A lo lejos podía observarse una calle repleta de humanos que iban y venían, algunos apurados y otros más despreocupados, los autos con su humo contaminador y sus ruidosas bocinas, algunos que otro animal doméstico haciendo sus necesidades en medio de la calle… no lograba entender como a algunos shinigami le agradaba las cosas de este mundo.
Cerré los ojos durante algunos momentos con la intención de concentrarme. Pude sentir algunos reiatsus a la distancia, algunos fuertes otros más débiles, pero ninguno parecía pertenecer a un arrancar y mucho menos a un espada.

-Parece que aún no se han presentado… o simplemente están ocultando su poder.- murmuré más para mi que para cualquier otro que podría escuchar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Marcos LeMarc
Capitán del 11º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : De fiesta

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Marcos LeMarc
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Vie Nov 27, 2009 5:13 pm

Un largo viaje fue el trayecto que tuvieron que soportar los tres Shinigami encargados de aquella misión. LeMarc fue el segundo en llegar al lugar al cual había conectado su portal, la ciudad de Karakura, uno de los puntos mas conflictivos del mundo en el tema espiritual...

Una calle vacía y despejada era el lugar al cual habían llegado. LeMarc se mostraba curioso y algo impaciente, quizás la adrenalina era demasiado para el, debía calmarse...

- Tranquilo, no hemos venido a combatir - enunció Ragnarok con tono compasivo. Sabía del afán que sentía el peliblanco por demostrar y pulir sus habilidades de combate pero, no era el momento. El miembro del 11º escuadrón se limitó a asentir mientras soltaba un sonoro suspiro de resignación, debía anteponer el deber al deseo.

Poco después de tan corta conversación mental se percató de que la capitana Natsumi había terminado la breve inspección de la zona, se mostró algo mas relajada que en un principio por que no había indicios de peligro, confiaba de sobra en las habilidades de su compañera.

Quizás fue casualidad, quizás no pero las palabras que la capitana del escuadrón de ejecución liberó fueron muy acertadas en las dudas que tenía el capitán- Recuerden que esto sólo es una misión de reconocimiento. Nada de grandes peleas - Marcos se limitó a asentir con gesto afirmativo. Los miraba con la seriedad que tanto la caracterizaba para, instantes mas tarde, continuar hablando - Intenten mantener su Reiatsu al mínimo. No hay que llamar demasiado la atención - añadió como pequeña nota. Marcos hizo caso de la recomendación proporcionada con cierto tono de orden. No le resultaba fácil pero era capitán y reducir su Reiatsu al mínimo no debía ser problema, no lo era... simplemente, no le gustaba pero en una misión de tales características era necesario.

La gracilidad de la capitana Natsumi se presentó en aquella peculiar situación con un salto que la posiciono sobre el techo de una casa. Parecía estar concentrada, una opción viable para el peliblanco era que su compañera de rango y armas estuviese tratando de detectar algún foco de Reiatsu con cualidades de arrancar.

Marcos imitó la acción de la capitana para alzarse en un breve vuelo el cual lo posicionó sobre el mismo tejado pero a un metro de distancia mas o menos. Paseo su mirada por todo el lugar, el gentío vivía sin mayores preocupaciones que las suyas propias sin saber los peligros que los rodeaban...

- ¿Notaste algo? - preguntó el capitán del 11º escuadrón con un tono mas serio del que le caracterizaba. Una calma que no solía emitir era desprendida en aquellos momentos, su Reiatsu estaba realmente reducido causándole cierta incomodidad pero, lo peor de todo era aquel horrible sentimiento de incertidumbre que le embargaba... no podía pelear pero, ¿sería capaz de proteger a todas esas personas? no estaba solo, lo sabía pero, aun así, era una difícil tarea que cumplir...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Drako Kale Hellventius
Teniente del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 27/09/2009

MensajeTema: Re: Misión   Mar Dic 01, 2009 10:10 pm

Drako al verlos sobre los techos los mira algo extrañado
digo...Que flasheros no? para que subirse al techo?Drako havia cambiado
su cara convencional y la cambio por una seria.....De enojo , apollando sus
manos en el piso Drako cierra sus ojos y comienza a buscar detalladamente....
Luego de unos segundos...Aun mas serio que antes de repente Drako eleva
su raigetsu a tal punto que este parece sairse de su cuerpo , emanandose
de forma extraña, Drako mira hacia el orizonte Grita:




Neshidaaaa!!!!!!!



Drako aun en esta extraña forma con su raigetsu a un 10x ciento
de su poder final ....Se acarga su Zampakutoh subre el hombro y comienza a caminar
,se detiene y mira a Natsumi y al capitan Marcos , diciendo..




No les recomiendop seguirme...Si quieren.....Bueno si quieren? je
es obio que me van a seguir....Pero mantengan su distancia...Soy un lindo cebo para
espadas.....Natsumi........Trata de que no te maten....Y si estoy peleando no interfieras..
serias solo un impedimento....No podria pelear pensando en ti ..je.....




Drako de vuelta da su utima sonriza con sus ojos cerrados hacia natsumi..
Luego vuelve a mirar hacia adelante y flecionando sus piernas , se impulsa dejando un
gran agujero en la tierra el cual hace un poco de "humo" pero no es humo es......Tierra..
levantada...no?...Drako parte rapidamente dejando una estela de Raigetsu muy facil de detectar para que los espadas vengan a por el.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Natsumi_Tachikawa
Capitán del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 240
Fecha de inscripción : 27/08/2009
Edad : 27
Localización : Seireitei

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Natsumi Tachikawa
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Miér Dic 02, 2009 2:27 am

LeMarc pronto se posicionó sobre el tejado en el cual me ubicaba, conservando cierta distancia. Mientras me concentraba buscando los reiatsu ignoré por completo sus acciones. Sabía que no desobedecería al Cole Sou Taicho. Su pasión eran las peleas pero su reiatsu había descendido considerablemente luego de que le recordase nuestras órdenes y el mismo desprendía un aura sumamente tranquilo.
Escuché su voz, cuestionándome si había notado algo. Negué con la cabeza y luego volteé a verlo. Lo más probable es que si los espadas se encontraban en Karakura, como buenos luchadores, ocultaran su poder.

-Sólo he podido sentir algunos reiatsu de Ryokas. Parece que están bastante dispersos. Las demás razas ocultan su reiatsu, incluyendo a los arrancar y espadas- le expliqué
De repente, pude sentir un conocido poder elevándose. El mismo transformó al ambiente un poco más pesado de lo normal. Bajé mi mirada hacia la calle en la que anteriormente nos encontrábamos sólo para notar que mi teniente era el causante de aquello.
Drako dio un fuerte grito, haciendo que un grupo de palomas cercano a nosotros volara
en dirección opuesta y luego se dirigió a nosotros.
Sus palabras desobedecían claramente mi autoridad y, para peor, no sólo la mia, sino, también, las de Cole Sou Taicho. Si por algo se caracterizaba el segundo escuadrón, era por seguir las órdenes de la comandancia al pie de la letra. Drako parecía ser la excepción a la regla cosa que me disgustó demasiado y me hizo recapacitar sobre el hecho de haberlo colocado en el puesto de Teniente siendo que el mismo debe ser un ejemplo a seguir para los demás shinigamis del escuadrón. Sin embargo, lo que más me molestó fueron sus últimas palabras. Desconocía completamente su lugar. Quizás mis entrenamientos no habían sido lo suficientemente duros para demostrarle la capacidad que puede llegar a tener un enemigo sumamente poderoso y, sumado al hecho de que nuestros oponentes hasta ahora habían sido de bajo nivel, mi teniente, ahora, poseía un exceso de confianza en sí mismo que podría llevarlo a una derrota absoluta. Ciertamente, tal como él lo había dicho, era un excelente cebo para los espadas. Sin embargo, si llegaba a encontrarse con alguno de ellos, especialmente si éste tenía un número muy elevado, posiblemente no sobreviviría a una pelea.

-Fukutaicho no baka… - murmuré.

Antes de que pudiera hacer o decir algo me sonrió y utilizando la fuerza de sus piernas como impulso, realizó un gran salto alejándose de nosotros y destruyendo el pavimento de la calle.
Una gran vena apareció en mi frente. Su actitud era muy imprudente. Ponía su vida en peligro, pero, por sobretodo, ponía en peligro nuestra misión. Volteé mi mirada nuevamente hacia el capitán de la decimoprimero división.

-Debo decir que lamento la insubordinación de mi teniente. Pero debemos detenerlo antes de que haga algo demasiado tonto- le dije.

Utilicé shumpo. Aquello provocó que mis poderes se tuvieran que elevar mínimamente, pero lo suficiente para que cualquier ser entrenado lo detecte. Toda la misión parecía estar saliendo absolutamente al revés gracias a la actitud de Drako. Para mi suerte, mi velocidad era lo suficientemente buena para darle alcance al poco tiempo.

-Desintegración, perro negro de Rondanini. Contémplate a ti mismo y arde, arranca desde tu propia garganta. Bakudoh no Kyuu: Geki- murmuré mientras que con mi mano trazaba unos símbolos formando un kanji.

Drako fue recubierto por una capa de reiatsu rojo. La misma le provocaba cierto dolor por lo que debería ser suficiente para debilitar su reiatsu y detenerlo. Nuevamente usé Shumpo colocándome frente a él.

-Drako Kale Hellventius recuerda quien es tu superior a aquí. Si no puedes obedecer mis órdenes deberé enviarte de regreso al Seireitei. Deja de querer hacerte el héroe. Los espadas están fuera de tu nivel. Ahora disminuye tu reiatsu tal cual lo he ordenado y evita cualquier enfrentamiento.- le dije con un tono de voz duro y severo.

Dejé de utilizar el Bakudoh sobre él y volví a descender completamente mi reiatsu. Aunque lo cierto, es que la presencia del teniente de la segunda división ya había sido completamente descubierta por los seres con poderes espirituales y la mia por los más especializados.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Marcos LeMarc
Capitán del 11º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : De fiesta

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Marcos LeMarc
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Miér Dic 02, 2009 5:00 pm

La respuesta de la capitana ante la pregunta de LeMarc se plasmó en un movimiento negativo de cabeza que fue seguido de unas palabras - Sólo he podido sentir algunos Reiatsu de Ryokas. Parece que están bastante dispersos. Las demás razas ocultan su Reiatsu, incluyendo a los arrancar y espadas- que explicaban la situación del momento. Al parecer los espada y arrancar estaban ocultos o lejos del lugar pues su Reiatsu se mantenía al margen de posibles lecturas.

Algo extraño sucedió repentinamente, un foco de poder se elevó a escasos metros de los capitanes procedentes de la Sociedad de Almas. Era el teniente del segundo escuadrón el cual había iniciado una serie de acciones que no parecían corresponderse con la misión realizada -
¡Neshida! - exclamó a gran volumen mientras cargaba su Zampakutouh al hombro. Sus pasos se vieron continuados por una mirada a ambos capitanes a las que le siguieron una serie de frases - No les recomiendo seguirme... si quieren..... bueno ¿si quieren? je, es obvio que me van a seguir.... pero mantengan su distancia... soy un lindo cebo para espadas...Natsumi...trata de que no te maten... y si estoy peleando no interfieras... serias solo un impedimento... no podría pelear pensando en ti... je... - las cuales Marcos tachó como algo arrogantes e injustificadas en aquellos momentos. No era buena idea tratar de llamar la atención de los Espada en una misión de reconocimiento, las bromas podían permitirse pero aquello era una verdadera temeridad.

La capitana Natsumi parecía algo enfadada y no era para menos, aquel sujeto no encajaba, a ojos del Shinigami del 11º escuadrón, en lo que era un miembro del 2º escuadrón, su carácter era mas similar al de un miembro de su propio escuadrón... no hubo demasiado tiempo a reaccionar por parte de los capitanes del Seireitei, el teniente había realizado un poderoso salto que lo había alejado de ambos y había dejado tras de si un obstáculo para el transito de coches y peatones.

Fue confirmado, la capitana Natsumi había resultado ofendida por las acciones y palabras del teniente de su escuadrón y asi lo demostro cuando volteó su mirada en dirección al portardor de Ragnarok para decir -
Debo decir que lamento la insubordinación de mi teniente. Pero debemos detenerlo antes de que haga algo demasiado tonto - ante la situación que acaba de presentarse.

Sus habilidades demostraron el porque era la máxima representación del segundo escuadrón. Un veloz Shumpo que carecía de presencia espiritual fue realizado en dirección al subordinado de la capitana por parte de esta, LeMarc quedó observando la situación con cierta perplejidad, realmente no se esperaba una situación de tales características.

Algo nuevo aconteció la escena. Drako fue recubierto por una extraña capa de Reiatsu rojizo con intenciones desconocidas para el capitán de la undécima división. Al parecer aquello había sido realizado por la capitana, LeMarc no perdió mas el tiempo y se dirigió tras ellos con simple velocidad, su control no quería ejecutar un Shumpo en el cual tuviese que contenerse, aquel no era su estilo.

-
Drako Kale Hellventius recuerda quien es tu superior a aquí. Si no puedes obedecer mis órdenes deberé enviarte de regreso al Seireitei. Deja de querer hacerte el héroe. Los espadas están fuera de tu nivel. Ahora disminuye tu Reiatsu tal cual lo he ordenado y evita cualquier enfrentamiento - enunció la capitana a modo de reproche a su subordinado cuando estuvo en el mismo punto que el mencionado.

El Shinigami de cabellos blancos, ojos azules y Haori de capitán llegó junto a sus dos compañeros, su rostro lucía serio y levemente molesto, aquel joven teniente llamado Drako aparentaba no entender la importancia de la misión que se les había concedido pero no dijo nada, confiaba en la capitana y sus palabras y en que reprochado cobrase consciencia de lo que había hecho.

-
Debemos movernos, no podemos confiar en que hayamos pasado desapercibidos - anunció Marcos mientras miraba hacia los lados. Empezó a movilizarse a base de saltos entre tejado y tejado mientras paseaba su vista por todo el lugar. Quizás su percepción espiritual no fuese de las mejores pero su percepción física era otra cosa, su capacidad de observación era realmente buena debido a que estaba acostumbrado a fijarse mucho en pequeños detalles.

Sus movimientos eran algo mas toscos que los de sus compañeros pero pese a eso se podía notar experiencia en ellos, la falta de gracilidad era sustituida con un aterrizaje equilibrado en el que el peso del cuerpo era perfectamente distribuido evitando ruidos y molestias inecesarias.

No se dio la vuelta pero sus palabras se escucharon de igual forma -
Confío en que obedezcas a tu superiora... - afirmo con voz neutra. Era algo extraño que el Shinigami hubiese guardado la calma, le gustaba el humor pero aquello era una misión, no estaban jugando y un simple fallo podía acabar costandoles la vida.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Drako Kale Hellventius
Teniente del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 27/09/2009

MensajeTema: Re: Misión   Lun Dic 07, 2009 3:14 am

Drako sabia que Natsumi.. por que tan
seria?...Intentaria inpedirle tal mision....Claro ellos
no lo sabian es natural que intentaran..Evitar que
arruine la mision....Pero acaso sabian cual era la verdadera
mision?




Lo siento,.....



Drako escucho la armoniosa y hermosa voz de
su capitana Drako dejo que ella terminara su Kidon , ya que
lo conocia de forma perfecta....Drako rapidamente clavo su Zampakutoh
contra el piso esto hiso como un freno para el , dejandola en el piso
el tomo su mango lo que le hiso girar a toda velocidad hacia el lado contrario
al cual se dirigia ,Luego clavando la mano o mas bien...Rasguñando el
pavimento Drako logro detenerse subitamente solo para nuevamente tomar
la misma direccion de la misma forma obiamente pasando por el mismo
lugar para tomar su Zampakutoh....
Drako no dijo palabra....Lamentablemente Natsumi,....Aunque Drako la aprecia
demaciado....Comenzaba a ser una molestia para su mision.....Pero
aunque ella interviniera Drako no reaccionaria contra ella...De esa forma
ahora Drako estaria au mas en guardia ....Para evitar las itromiciones de su capitana.
Por que todos subestiman a Drako?...Alguein se pregunto por que esta tan confiado?...
O de su pasado?....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Natsumi_Tachikawa
Capitán del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 240
Fecha de inscripción : 27/08/2009
Edad : 27
Localización : Seireitei

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Natsumi Tachikawa
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Jue Dic 10, 2009 2:05 am

Drako se detuvo abruptamente con la ayuda de su zampaktoh, dañando, nuevamente, el pavimento. Si queríamos pasar desapercibidos, definitivamente, no lo habíamos logrado. Incluso los humanos, incapaz de vernos, se preguntaban por el pavimento rasguñado.
Como respuesta a todo mi regaño obtuve una disculpa de su parte. No respondí ante la misma. Su accionar había sido demasiado imprudente y el enojo que tenía ante tal situación provocada por mi propio subordinado era lo suficientemente fuerte para reaccionar de una forma indebida, ante lo cual, decidí mantenerme en silencio.
Escuché como LeMarc Taicho aconsejaba que comenzáramos a movernos puesto que nuestros enemigos podían haberse percatado de nuestra presencia. Asentí ante ello. El capitán del undécimo escuadrón comenzó a mirar hacia todos lados, asegurándose de que el área estuviera despejada de Arrancar. Mi percepción espiritual me indicaba que no había ninguno cerca, pero no debía fiarme de ello puesto que el reiatsu es fácilmente ocultable.
El capitán fue el primero en irse, comenzando a saltar de techo en techo. Sus pesados movimientos eran equilibrados con sus perfectos descensos. Debía admitirlo, envidiaba la facilidad de LeMarc para cubrir sus debilidades con su fortaleza.

-Vamos- le ordené a mi teniente esperando a que esta vez realmente me obedeciera.

Unos pocos saltos largos bastaron para darle alcance al shinigami especializado en la lucha con espadas. Se lo veía sereno pero serio. Parecía una persona completamente diferente con la que normalmente tengo que lidiar en el Seireitei. Aquello haría más fácil la misión para mi.
Escuché nuevamente la voz del capitán, indicándole a Drako que siguiese mis órdenes. Era extraño verlo regañando a algún subordinado. Normalmente LeMarc era más relajado. Esbocé una pequeña sonrisa. Definitivamente me había tocado un buen compañero para realizar el encargo del Comandante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Marcos LeMarc
Capitán del 11º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : De fiesta

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Marcos LeMarc
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Jue Dic 10, 2009 11:13 pm

Un frenazo de carácter brusco fue la manera que eligió el reprendido para detener de golpe su avance. Según parecía el teniente había cobrado consciencia de sus actos pues un - Lo siento - fue pronunciado a modo de disculpa por el joven Drako aunque, a oídos del capitán que ya estaba en marcha, fue pronunciado con un tono de voz muy bajo debido a la distancia.

El peliblanco no mostró mas atención al asunto, las lecciones habían sido repartidas y no era necesario machacar las acciones de los demás, el también tenía fallos y sabía lo duro que podía llegar a ser el que te llamasen la atención por ello.

Fue alcanzado, realmente la capitana del 2º escuadrón no hacía dudar de su rango pues no necesitó demasiado tiempo para alcanzar la posición del capitán del 11º escuadrón, la diferencia de estilos era mas que palpable en el ambiente.

Suspiró con resignación, no podía negarlo, aquello le estaba aburriendo y en cierto modo eso era buena y mala señal al mismo tiempo. Lo bueno es que los Espada o no estaban o en aquel momento no planeaban nada pero si se veía desde otro punto podía considerarse que estaban demasiado bien escondidos. Se perdió en sus propios pensamientos, Ragnarok comenzó a hablar.

-
¿Qué opinas chico? - preguntó con curiosidad la Zampakutou. LeMarc pareció meditar aquellos palabras pues su semblante serio se torno algo mas despreocupado y pensativo, no sabía que decir ante aquella situación, para el aquella misión era algo importante pero a su mismo tiempo algo aburrido - Hay demasiada calma, no me fió un pelo - respondió mentalmente al acero que durante tantos años le había acompañado.

La pregunta de Ragnarok le hizo pensar que sus acciones no habían sido las correctas, en aquel momento había iniciado una búsqueda sin pistas por lo que, tratando de remediar el error no confirmado, comenzó a hablar en voz alta - Quizás deberíamos buscar alguna evidencia, dudo que logremos encontrarlos de esta manera, ¿sugerís algo? - en dirección a los dos integrantes del segundo escuadrón.

Realmente lo de localizar no era su especialidad, no comprendía del todo el porque había sido asignado a la misión viniendo del escuadrón que venía, comprendía la razón de encomendar a la capitana Natsumi y al teniente Drako pero su historial no era el mas idóneo para reconocimiento, no por comportamiento si no por habilidades y rasgos, era sabido que los miembros del escuadrón amante de las batallas no eran buenos rastreadores por norma general... alguna razón debía haber pero, ¿cuál era esta? no lo sabía y, en cierto modo, no quería hacerlo...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shinigami_Luke
Shinigami Renegado
avatar

Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 17/11/2009
Edad : 33
Localización : ~ Karakura City ~

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Luke Fon Fabre
Rango: 6
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Dom Dic 13, 2009 9:01 pm

Mientras patrullaba por Karakura observaba con detenimiento todo lo que ocurria y dejaba de ocurrir, desde hace un rato habia sentido un Reaitsu distinto al de cualquier Vizard, Quincy o incluso de mi despistado jefe renegado, por lo que tuve que adelantarme hacia el lugar donde este estaba, fue asi como luego de varios metros encontre tres figuras algo imponentes, entonces la sangre comenzo a hervir, hacia tiempo que no veia esos uniformes, y aunque yo llevaba uno de ellos desde mi expulsion, no era lo mismo.

Mis pasos se aceleraron hasta llegar a donde con tranquilidad podia verles sin que ellos detectaran mi prescencia, entonces me mantuve en un completo silencio, mientras les observaba con detenimiento, habia dos tipos identicos, solo que uno era un teniente... de la segunda division presumiblemente, y dos capitanes, uno de ellos seria seguramente el Zaraki de esta epoca, alguien sumamente poderoso sin dudas; mientras que la otra, una mujer de facciones bellas y mirada determinada era la capitana del segundo escuadron, aquellos estaban buscando algo, aprvechaba cada movimiento de ellos para moverme entre las sombras, confiaba de todas maneras que no tendria que usar mi zampakutoh aun, pero no podia evitar el nerviosismo que siempre me delataba, si bien sabia ocultarme bien, odiaba luchar... y esta vez lo trataria de todas maneras; pero sin dudas ese teniente y sus acciones me estaban sacando de mis casillas, acaso nunca e habia enfrentado a un espada? no tenia idea del potencial de estos ultimos.

Sin previo aviso di un Shunpo, a gran velocidad para posarme graciosamente en la cabeza de Teniente del segundo escuadron y automaticamente aparecer detras de los capitanes que seguramente estaban alertas y concientes ya de mi prescencia; ante su mirada podia contemplarse mi espalda, en ella el numero de mi viejo escuadron, con la diferencia que ahora el blanco inmaculado que fuese en un tiempo representaba en estos momentos un carmesi opaco, ese era mi estatus, el de un Shinigami Renegado.

~ Siento no haberme presentado! Mi nombre es Luke Fon Fabre... agradeceria que le hiceira bajar un cambio a su teniente Capitana, bastante nos cuesta a los Shinigamis de la tierra mantener a raya a los Espadas que vienen a causar desastres... ~

Hice una leve reverencia y entonces apoye mi espalda contra una pared de donde estabamos de pie, el Capitan de la 11va division parecia un hombre centrado y calmado, algo que me daba mala espina viniendo de uno de los capitanes mas poderosos del Gotei desde tiempos inmemoriales, pero la Capitana del 2do escuadron si daba en la talla de su escuadron, tanto que no podia entender como un niño como ese teniente podia ser su mano derecha.

~ Che nene... seria bueno que te calmaras, no queremos que algun Espada te despache antes de que puedas mover un musculo... sabes como es esto, no van a esperar a que desenfundes tu Zampaktoh... sabes a lo que me refiero no... Novato? ~

Pase mi mano por el cabello acomodandolo, era soprendente que hasta ahora hubiese mantenido la calma y la tension no se me subiese a la cabeza, igualmente solo estaba alli con una simple mision, saber que demonios hacian tres potenciales fuentes de reiatsu, llamando a los espadas como miel a las abejas.

~ Disculpen mi intromision, pero se podria saber que vienen a hacer aca? ~

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Drako Kale Hellventius
Teniente del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 27/09/2009

MensajeTema: Re: Misión   Miér Dic 16, 2009 11:11 pm

Drako despues de escuchar a su capitana ,estaba apunto
de decir algo pero alguien aparecio...con una actitud arrogante..
Un renegedo disiendo esas cosas?es mas que una falta de respeto
hacia los capitanes ,ademas paso sobre mi?,como sea Drako al ver que
ese "renegado" intento acercarse a los apitanes....dando un pequeño shupo
Drako se posiciono delante del renegado dandole la espalda y dijo en un tono extraño...
seriamente extraño



Tu insolencia ,.....Meda asco....Sos solo un renegado...No esas al nivel
de oficiales al servicion de la S.S..Eres el menos indicado para dar ordenes...
Tu pisicion es pateticamente extraña como para atreverte a hablar con le marc taicho y natsumi......Simplemente,,,



Drako simplemente giro un poco su cabeza para mirar al "renegado"
con una mirada extrañamente seria en el...Su tono cambio y su mirada sus gestos...Sus respuestas....



Este novato te podria matar 3 veses antes de que te des cuenta que estas
callendo.....Mide tus palabrfas hacia mis superiores o me encargo de eliminarte de este
plano de la humanidad.....




Drako nuevamente miro hacia adelante,....Para simplemente siguio caminando
lenta y seguramente...Para bajarse de los techos y continuar su camino lentamente pero seguro de repente algo sono en su cabeza
Heee! eso me gusta viejo!!
esa es la actitud de un Hellventius de verdad! muestra , demuestra que eres lider! no esbvirro! por que tardaste tanto en reaccionar?
Drako simplemente continuo su camino con mirada seria luego se detubo y miro a los capitanes


Si quieren hablar adelante...Pero no permitire los retrasos , caminen o vuelvanse al S.S a firmas sus papelitos capitanes...Por fabor Prosigamos con nuestros caminos ,,la mision es prioridad ....A menos que ayen venido a hacer sociales...Es otra cosa
natsumi por fabor..Prosigamos el capitan Le marc puede encargarse de el....No es asi
Señor?




Dijo un Drako serio que luego miro al capitan le marc con seriedad esperando
que Natsumi taicho caminara hacia el mismo luegar al que se dirige Drako....El cual con una mirada seria extendio su mano hacia adelante en direccion a Natsumi , como esperando que lo siguiera....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Natsumi_Tachikawa
Capitán del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 240
Fecha de inscripción : 27/08/2009
Edad : 27
Localización : Seireitei

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Natsumi Tachikawa
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Dom Dic 20, 2009 12:55 am

Mientras continuábamos avanzando sin un rumbo fijo intentando escapar de las personas que pudieron sentir tanto mi reiatsu como el de mi teniente, escuché la voz de LeMarc quien proponía buscar alguna evidencia puesto que de esta forma jamás hallaríamos lo que estábamos buscando para completar nuestra misión. El capitán de la decimoprimero división nos preguntó por alguna idea. Me quedé un rato pensativa. No teníamos ninguna pista acerca del paradero de los Espadas o si ellos realmente se encontraban aún en la ciudad de Karakura. Estábamos trabajando sin una base firme de información y aquello me molestaba.

-Quizás deberíamos ir al lugar donde aquellos Espadas aparecieron. Puede que encontremos algo allí como puede que no, pero al menos será más eficiente que seguir dando vueltas- respondí ante su pregunta.

Antes de que pudiera escuchar la aceptación o rechazo a mi idea, pude sentir la presencia de un ser sumamente poderoso apareciendo cerca de nosotros. Me di rápidamente la vuelta, notando la figura de un joven ubicado sobre la cabeza de mi teniente quien pareció molestarse por aquello con justa razón.
Su aspecto me era sumamente familiar y, luego de un pequeño tiempo en el que realizó un shumpo para posicionarse detrás de LeMarc y de mi y en el que pude ver el símbolo de capitán del quinto escuadrón, lo reconocí.

-Luke Fon Fabre…- murmuré

El antiguo capitán del quinto escuadrón, expulsado por la cámara de los 46 por su insubordinación. Al poco tiempo se presentó ante nosotros agregando que agradecería que tranquilizara a Drako puesto que tanto poder podía atraer a los Espadas que tanto trabajo les costaba a los shinigami de la tierra detener.
Se dirigió a mi teniente tratándolo como novato y pidiéndole por cuenta propia que se tranquilizara. Drako no respondió de la mejor manera aunque por la forma en que el renegado le había explicado la diferencia de poder entre un Espada y un teniente no podía culparlo por su reacción. Aún así la forma en que le habló al antiguo capitán, aquella fanfarronería y su comentario sobre poderlo asesinar tres veces me parecieron algo exagerados y sólo me hacían pensar que su egocentrismo comenzaba a llegar a sus límites más peligrosos.
Sin embargo, fueron sus últimas palabras lo que acabó con mi paciencia. Hablarle de esa forma a sus superiores era algo que no podía permitir que hiciese un teniente de mi escuadrón. No podía pasar por alto su comentario ni tampoco lo haría.

-Teniente del Segundo escuadrón no toleraré más sus comentarios ofensivos. Creo que no entiende su posición dentro de los trece escuadrones de protección y me hace dudar de su capacidad para ocupar el puesto en el que en estos momentos está. No olvide que soy su superiora, su capitana. La diferencia de rangos no es sólo por mero gusto del Seireitei. La diferencia de rangos indica diferencia de poder y habilidades. Espero que te quede bien claro, Drako Kale Hellventius que si tanto LeMarc Taicho como yo somos tus superiores es por una razón y no por mero azar. Así que sugiero que controles tus palabras y accionar frente a nosotros o serás tu quien regrese al Seireitei. Y una última cosa, antes de hablar y soltar tantas palabras sin sentido, deberías intentar sentir el poder de tu adversario. Jamás podrías asesinar tres veces a un antiguo capitán del Seireitei. Y lejos de lo que seguramente estás pensado, no te estoy subestimando. Creo que tú te estás sobreestimando y tu exceso de confianza pronto te llevará a una muerte segura.
Luego de decir todo aquello, cerré por meros segundos los ojos. A este muchacho realmente le faltaba disciplina y esperaba que luego de mis palabras lograra controlarse nuevamente. Abrí mis ojos y volví mi mirada hacia Luke. Tanto él como yo habíamos compartido el puesto de capitán durante algún tiempo por lo que podía decirse que se trataba de un “viejo conocido” para mi.

-No daré esa información a alguien que ya no pertenece al Seireitei. Aunque puedo ver por tus palabras, que sospechas sobre nuestro motivo- le respondí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nisheida
3º Espada
avatar

Cantidad de envíos : 78
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : buscando algo especial

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Nisheida Daregae
Rango: 3º espada
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Dom Dic 20, 2009 4:56 am

Desproporcionada...lentamente se abria una garganta en el despejado cielo de karakura, estrecha tal cual, unicamente para que la delgada silueta de Nisheida Deragae pudiese pasar por ella, y mientras se cerraba, podia dejar ver el triste y monotono trasfondo del oscuro desierto que representaba Hueco mundo, y para aque que se dignase a ver mas detenidamente aquel triste fondo, podria ver a lo lejos el palacio de las noches. La mirada del portador del tercer rango entre los espadas recorrio la llamada "ciudad de los espiritus", y por lo bajo maldecia su poderosa psquisa, dado, que unicamente al poner un pie en aquel lugar , ya habia notado el poderoso reiatsu de cuatro shinigamis, pese a que estos parecian estarlo disimulando, su habilidad le hacia constatr aquellos de forma notoria. Al menos tres de ellos podian ocupar el rango de un capitan, el otro era notoriamente mas pequeño que los otros tres, pero si no se equivocaba, estaba mas o menos al nivel de una de las fracciones que rondaban en Las noches. Era evidente que los espadas 4 y 6 la habian armado gorda, o el Sereitei no se hubiese visto obligado a enviar a tan altos cargos a inspeccionar aquellos acontecimientos. Y pese a aquellos reiatsus y detalles que le embargaban una sonrisa surco su rostro, dado el paisaje y el aire que respiraba, sali de Hueco mundo siempre representaba todo un lujo, fuese cual fuese el motivo.

Y lo cierto era que no habia motivo alguno, simplemente era que la monotonia de Las noches habia llegado a unpunto insoportable para Nisheida. Salir de ahi habia sido como escapar de un silencioso tormento. En su momento se habia preocupado por lo que pensase el señor de hueco mundo al respecto, pero termino por desechar la preocupacion acorde a la despreocupada actitud que poseia. En todo caso, sentia un ligero interes en aquella spresencias que lo habian asaltado tan solo con llegar a Karakura, y almenos el sabia dopnde estaban, pero de ningun modo ellos podrian hacer lo mismo, si bien su psquisa le permitia detectar con gran precicion los reiatsus ajenos, tambien le permitian esconder el propio con un detalle aun mejor que el de cualquiera. Nisheida estaba seguro de que ni el propio señor de Hueco mundo podria ayarle una vez que desaparecia su presencia, en algunos casos el espada pensaba que era la habialidad que mejor le sentaba dado su caracter. Y con mas curiosidad que interes se dispuso a ver a los posedores de tan altos reiatsus, sin embargo el esconder su propio poder significaba que tampoco podria usar el sonido, dado que nesesitaria reiatsu para emplearlo y seria un porblema, de cualqueir modo, no era la mejor tecnica que dominaba de las que poseia.

-Tsa... abra que correr entonces - espeto para si mismo desanimado por la perspectiva de hacerlo - pero que remedio... no tengo nada mas que hacer.

La velocidad con la que el arrancar se movia, no demostraba lo mal que se la estaba pasando corriendo, y esque solamente el estar fuera de Hueco mundo lo hacia sentir bastante bien. Le rondaba por la cabeza la posibilidad de que los capitanes lo detectasen.. imposible, no podrian, no solopor su habialidad, su propia naturaleza les confundiria, si alguien sintiese su reiatssu seguramente afirmaria que era un vizard, y esque por su mente aun rondaban los recuerdos de aquellso dias como shinigami, de los cuales poco rescataba a acertar de que se trataba, como si fuesen los recuerdos de alguien mas. Se obligaba a concentrarse enotras cosas, habia dado por sentado que no resolveria nada auqnue se pusiese a pensar mcuho en ello. En vez de eso, se maravillaba con la monotonia de Karakura, sin embargo era una monotonia mas "viva" por decirlo de alguna manera. La gente iba y venia, y Nisheida hacia continuas pausa para ver lo qeu estas hacian, y lejos de querer comer o destruir aquello, tenia la completa intencion de convivir con ellos, pero bien sabia que eran lujos que nunca disfrutaria, estaba marcado, y el numero en el dorso de su mano s elo recordaba cada maldito dia de su exstencia en Hueco mundo, atandolo a las ordenes que pudiese darle el señor del mismo. Y sin embargo las cumplia gustos, tener ese numero simbolizaban menos peleas para el, menos lucha por sobrevivir, se daba cuenta que la vida de un espada.. de un arrancar era muy pansperrima.

Opto por fijarse mas en las cosas buenas que podia disfrutar, auqnue fuesen escasa en todo sentido, el camino transcurrio haciendo que el espada se sintiese cada vez mas agusto entre aquella gente, inclusive se habia aprado a observar una partida de poker entre varios hombre, con la misma emocion que tendria si el estuviese jugando. No pudia creer que de verdad aquel mundo estuviese forzado a sufrir las penalidades de las peleas que se llevaban a cabo entre hollows y shinigamis, y esque en su transcurso habia visto a un par de hollows tratando de devorar algunas almas. Ignoraba esos echos, no tenia obligacion de actuar, lo cierto era que le recordaban su propia naturaleza.

Por fin habia termiando de recorrer el trayecto que lo separaba de los misterios shinigamis cuya presencia habia sentido al llegar. Por fin pudio verlos, cuatro figuras congregadas y conversando entre si. Los oscuros iris del espada recorrieron desde la chica pelirrosa, a la que Nisheida ya habai catalogado como capitan, hasta el chico pelirrojo que parecia ser el que estaba habalndo con ella. Era obvio eran capitanes, y el chico junto a la mandamas de un escuadron debia ser teniente o por lo menos el tercer oficial de alguno de ellos. Con algo de cautela y amparado por la sombra d eun muro, se escondio detras de este para observar, sin embargo no podia oir nada de lo que estos conversaban. Claro estaba tampoco podia acercarse mucho, pues era obvio que se percatarian de su presencia, pese a que podia ocultar su presencia de forma perfecta habia detalles obvios que no podrian ignorar, fuese de rango de capitan o no.

-Maldita mascara - espeto pasando el dedo por aquella delgada mascara que parecia un fino collar alrededor de su cuello, el cual lo hacia identificarse como arrancar sin importar quien lo viese - en cuanto me vean podran darse cuenta ¿o tal vez no?.

Era la primera vez que veia a un capitan, y sentia una plena curiosidad por saber mas de ellos. Y esa misma curiosidad lo arrimaba a la imprudencia, por lo que tragando un poco mas de saliva se acerco lentamente hacia los shinigamis, y confore se hacercaba los vocablos de estos se hacian cada vez mas fuertes.

-No daré esa información a alguien que ya no pertenece al Seireitei. Aunque puedo ver por tus palabras, que sospechas sobre nuestro motivo

Se oyo decir a la chica de pelo rosa, con un total tono de seriedad digno del amo de hueco mundo, cosa que no sorprendio Nisheida, pues en su mente figuraba a los capitanes como dictadores totalmente carentes de emociones. Tal y como veia en algunas ocasiones a su señor. Sin embsrgo algo no le cabia en la cabeza al espada, ¿como demonios le hacia una persona para tener aquel semblante serio y no cansarse?, si el lo intentaba no podia durar mas de dos minutos sin que se agotase èl solo por el esfuerzo de fruncir el seño o estar serio. Una ligera brisa levanto una humarola de polvo cerca de donde se encontraba, provocando que Nisheida diese un sonoro estornudo desvelando su presencia.

-Tsa.. maldito polvo - espeto estridentemente, olvidando por momentos que debia ocultar su presencia - mira que hacerme estornudar.

Se quedo automaticament quieto, le habia dado la espalda alos capitane,s mientras se tapaba la boca y lanzaba aquel tonto insulto a las particulas que lo habian hecho estornudar, seguramente ya se habian dado cuenta de su presencia, tendrian que ser un monton de retrasados para no haberlo hecho. Trabadamente giro la cabeza y con una desaliñada sonrisa en su rostros rio timidamente.

-Jeje...je... eto.... ¿hola? - seguramente los shinigamis ya tenian zampakutos en mano para hecharle la bronca en un instante
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://onepiecenakamasrol.foroactivo.com
Marcos LeMarc
Capitán del 11º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : De fiesta

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Marcos LeMarc
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Dom Dic 20, 2009 1:47 pm

Mientras el grupo avanzaba un nuevo sujeto se presentó en el lugar tratando de molestar al Teniente que, enfadado por las acciones realizadas por el recién aparecido, comenzó a hablar de forma ofensiva en dirección al sujeto.

Poco después de empezar a hablar se dirigió hacía el peliblanco insinuando que debía ser él quién se enfrentase a el mientras los miembros del Segundo escuadrón avanzaban. Realmente no le desagradaba la idea pero si la forma en la que se mencionó, aquel individuo llamado Drako se estaba tomando demasiadas confianzas con un capitán al que apenas conocía.

- Vaya par... Luke y Drako... - pensó el Shinigami enfadado mientras miraba fijamente a los dos sujetos. Pocas veces había visto a seres tan irrespetuosos, se estaba cabreando de verdad pero tenía que mantener la calma pues, después de todo, esa misión debía carecer de combates...

La capitana Natsumi nuevamente reprendió el comportamiento de su Teniente para luego cerrrar durante unos instantes sus ojos. Marcos se mantuvo callado, conocía bien a aquel hombre llamado Luke pues los allí presentes excepto Drako habían coincidido como capitanes de la SS tiempo atrás.

- Viejos veteranos... - le dijo Ragnarok a Marcos de forma mental tratando de tranquilizar a su portador con una pequeña broma, era mas que palpable que la paciencia del capitán del 11º escuadrón tenía unos límites casi rebasados.

-
¿Pero qué demonios? - enunció repentinamente LeMarc cuando escuchó un sonoro estornudo. Su cuerpo giró por meros reflejos, su sonrisa se afiló durante breves instantes.

Miró a Luke, a Drako y finalmente a Natsumi para luego volver a mirar a aquel que había estornudado y que ahora los saludaba de forma despreocupada. Vizard o Arrancar, alguna de esas dos era a la especie a la cual permanecía mas su Reiatsu no podía informar de cual era, estaba demasiado bien oculto y las capacidades de detección del portador de Ragnarok eran realmente malas...

Su mascara decía que era de una de esas dos especies aunque sus ropajes parecían marcar que era un habitante del Hueco Mundo, uno había decidido hacer acto de presencia, Marcos se maldecía mentalmente por no poder pelear, aquella misión le impedía dar pelea y dar rienda suelta a sus mas oscuros deseos.

- Capitana, parece que nuestra misión ha decidido aparecer - expuso el capitán del undécimo escuadrón para luego suspirar con resignación. Su espada seguía atada a su cintura, era extraño, lo mas normal para el habría sido desenvainar y retar pero aquel no era el momento...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shinigami_Luke
Shinigami Renegado
avatar

Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 17/11/2009
Edad : 33
Localización : ~ Karakura City ~

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Luke Fon Fabre
Rango: 6
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Dom Dic 20, 2009 7:35 pm

Por un segundo toda aquella chachara del teniente me habia puesto de mal humor, pero entonces y tal vez por mi siempre inexperta manera de ser cuando no liberaba mi shikai, tarde en reconocer a Natsumi Tachikawa y Marcos Le Marc. Desde que habia dejado de ser Capitan del quinto escuadron no habia tenido la oportunidad de ver como se enfurecia Natsumi, al parecer su nuevo teniente le estaba trayendo problemas por demas, eso era gracioso, pero sin dudas esta vez la mujer de rosados cabellos habia decidido detener finalmente los actos infantiles de su teniente.

Escuche con detenimiento las palabras de la capitana del segundo escuadron, para luego volver el rostro hacia Marcos, quien sin dudas estaba entre la duda de golpearme a mi o Drako, como habia dicho Natsumi que su teniente se llamaba, no lo culpaba si yo hubiese seguido en el Gotei tambien tendria ganas de golpearme por mi actitud, pero como ya no lo estaba, me tocaba a mi jugar con mis invitados; mantuve el silencio hasta que termino aquel hermoso y llano sermón, tal vez de esa manera se le hubiese terminado las ganas de hablar al joven teniente, pero algo me decia que era tan testarudo como alguien que yo conocia.

Entonces la bella e intimidadora capitana cerro los ojos y los volvio hacia mi, por primera vez en mucho tiempo senti que me estaban intimidando, rayos, realmente era debil cuando mi otra manera de ser no afloraba -.-, en fin, su contestacion no hizo mas que terminar de aclarar mis sospechas, Al parecer no accedia a la informacion, pero la misma capitana, brazo dela ley mas pura del Seiritei habia confirmado mis sospechas, astuta como siempre.


~ Bien bien eso quiere decir que estan aqui buscando a los problematicos... ~

Sonrei, y entonces me volvi un segundo hacia mi mismo pensando, seria astuto apoyar a las fuerzas de la SS desde mi puesto en la tierra, de esa manera contribuiria a proteger a Karakura, sin embargo aun seguia siendo una persona non grata para la gente del Gotei.

~ No hace mucho que llegue a Karakura, pero segun tengo entendido ya hubo un enfrentamiento entre algunos vizards, renegados y espadas... ~

Dije entrecruzando brazos cuando escuche un estornudo por demas fuerte, entonces me di vuelta, mirando en la direccion que provenia.

~ Salud! ~

Mi mirada regreso con sus pensamientos como siempre, pero entonces mi mente comenzo a procesar la informacion, un tipo de cabellos negros y ropa arrancar estaba tras de mi, saludando, una gota de sudor bajo por mi frio rostro y parpadee un par de veces, miré a Marcos y entonces hable lentamente...

~Es... es uno? ~

Dije tratando de mantener la compostura, como siempre mi parte mas vulnerable era aquella que no estaba con el shikai activado, pues desde que llegue a ser shinigami, mi personalidad se habia dividido en dos: el Luke de pelo corto que era ahora, timido, temeroso y algo gracioso; y aquel Luke de pelo largo, mas atrevido y confiado que mi verdadero yo, o es que el era mi verdadero yo? nunca lo sabre.
Volviendo al tema, volvi lentamente mi cabeza y entonces me quede observando a nuestro nuevo invitado saludar, guarde silencio y entonces hable en tono conciliador.


~ Pues... bienvenido... Señores, creo que aqui estan por quien lloraban...~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Drako Kale Hellventius
Teniente del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 27/09/2009

MensajeTema: Re: Misión   Dom Dic 20, 2009 10:10 pm

Despues del Blah Blah de La señorita Natsumi quien
havia colmado la paciencia de Drako .....Escucho....Vio ....Nisheida
quien por fin aparecio....Drako sonrio ampliamente mientras sus
ojos estaban clavados en el espada....Su corazon latia ....Y antes de cualquier
cosa....




Que les den capitanes.....Esto es para lo que vine....Quitenme
el rango si quieren ...Me da igual!!!....
Esto es a lo que vinee!!!




Drako levanto su espada hacia el cielo y pronuncio en un tono
gracioso y algo maniatico
-Dewa mata Chichi -La espada de Drako se funde en el aire ....Luego las 15 espadas caen en diferentes lugares las 3 principales espadas quedaron con Drako , la mas corta en su boca , las otras dos en sus dos Brazos obiamente para poder manejarlas a gusto Mientras Drako sonrie comienza a
caminar diciendo....




Es tiempo de que la mano implacable de dios te de tu castigo ....
No soy asesino .....No soy renegado...No soy enemigo....Soy juez.....Soy testigo..
Soy jurado....Soy verdugo....Bajo la mirada todopoderosa de dios hoy yo te juzgo...
Yo hoy castigo....Yo hoy te condeno....Yo hoy te elimino.....




Drako no contiene su emocion ni exitacion y comienza a caminar rapidamente
luego corriendo hacia el Espada...Sin medir en palabras nisiquiera en ordenes ya que desde ahora quien se cruze en su camino , no sera mas que un objetivo que merese el castigo divino.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nisheida
3º Espada
avatar

Cantidad de envíos : 78
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : buscando algo especial

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Nisheida Daregae
Rango: 3º espada
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Lun Dic 21, 2009 1:19 am

Nisheida habia limpiado su nariz con el simpel movimiento del indice de su diestra, sin embargo era conciente de que estaba en problemas ¿Como demonios habia sucedido aquello?, todo se debia a la culpa de aquelals molestas particulas de polvio, quien diria que su alto control de su reiatsu, se veria estropeado por un estornuido porvocado de manera tan infantil, y pese a lo que pudiera pensar lo primero que escucho fue un "salud", por parte de uno de los shinigamis. Su sonrisa permanecia en su rostro con la esperanza de que aquello no llegase a mayores, cosa que por supuesto no podria hacertar a adivinar, almenos aprecia que no estaban pen aquel paraje para pelear.

-E... gracias - espeto algo shockaedo por lo que acaba de pasar, aun no creia de que manera tan tonta habia aparecido.

Y sin embargo no parecia ser el unico sobresaltado por la primera impresion, el chico pelirroo parecia estar igual o mas confuso que el. Y Nisheida se percato de que habia sido el quein le habia dicho aquel "salud", ante su estornudo. Una gota desendio por su nuca ¿Queharia ahora?, el reiatsu de los capitanes aunque oculto desvelaba totalmente el alto nivel que poseian todos y cada uno de ellos, auqnue ciertamente el pelirrojo no lucia el ahori que tanto el peliblanco como la chica de cabello rosa exibian.

- Capitana, parece que nuestra misión ha decidido aparecer - espeto el peliblanco capitan del 11º escuadron, para dejar paso a un suspiro, seguramente tratando de no abalanzarse sobrre el recien llegado.

Nisheida pensaba si lo mejor era comenzar a poner puies en polvora, aunque sabia de antemano, que no serviria, su sonido era bastante pobre a coparacion al shumpo empleado por alguien que ostentara el rango de capitan, ademas, si lo pensaba bien podia guardar la calma u poco antes de amedrentarse, sobre todo, porque si quisiesen atacarlo ya lo habrian hecho ¿O se estaban reteniendo por algun motivo?, las palabras del corpulento shinigami, le daban que pensar, parecia que como habai especulado, estaban en karakura para investigar hacerca de l bronca que habian montado los portadores del 4º y 6º rango entre los espadas.


-A.. eto.. yo... bueno... ¿que sorpresa no?... que coincidencia que nos encontremos - dijo a sabiendas de que unicamente estaba asentuando su imagen como tonto, pero habria que decir algo, se sentia peor callado, y el ligero deje de Narcolepsia posiblemnte lo hiciese dormirse aun en un momento critico como aquel.

-Pues... bienvenido... Señores, creo que aqui estan por quien lloraban...- Solto el pelirrojo renegado ante la llegada de Nisheida, ciertamente todo comensaba a complicarse, epro de momento era un hecho que los capitanes no pelearian.

-¿Tanto me esperaban? - solto como respuesta el tercer espada - siento haberlos hehco esperar... aunque siento desepcionarles, al decirles que no tengo intencion de quedarme mucho tiempo...

Sin embargo su atencion recayo en el cuarto de los shinigamis, aquel que ostentaba el reiatsu mas pequeño de los presentes, parecia ser un teniente por la insignia que portaba. Eso claro estaba, si recordaba bien las descripciones que tenai apra identificar los cargos que se repartian en el sereitei. Este parecia ser bastante impulsivo, igual parecia que no le importaba las opiniones de sus superirores, dado que exclamo que no tenia interes en perder su argo, ya que el atacar era la razoon por la que habia venido al undo mortal. Ante ello Nisheida fruncio el ceño, pese a su naturaleza, le tenia mucho aprecio a aquella ciudad y a las personas, mas que nada, porque representaban la poca "diversion", que podia notar, le maravillaba observarlos, asi fuese considerado patetico entre los espadas. Y una pelea ahi seguramente podria tener consecuencias cataclismicas si el espada se empleaba a fondo.

-Dewa mata Chichi- exclamo el muchacho para hacer la liberacion del primer nivel de su zampakuto.. el shikai, asi era nombrado formalmente.

Quince espadas desendieron, dejando tres a dispocicion de su maestro para la pelea. Ese parecia haber olvidado la aoturidad de su capitana, asi como el enemigo que tenia, la arrogancia con la que el shinigami se movia.. no podia se rmas molesta..

-Es tiempo de que la mano implacable de dios te de tu castigo ....No soy asesino .....No soy renegado...No soy enemigo....Soy juez.....Soy testigo… Soy jurado....Soy verdugo....Bajo la mirada todopoderosa de dios… hoy yo te juzgo...Yo hoy castigo....Yo hoy te condeno....Yo hoy te elimino.....

Nisheida apreto los dientes.. ¿juzgar, juez?... odiaba aquella terminologia, era el echo de que lo habian juzgado, el hecho de que lo habian marcado, la razon por la que se habia atado a tal existencia, las proliferaciones del teniente del 2º escuadron le habian hechol molestarse, contrario totalmente a su pacifica forma de actuar, su diestra desendio hasta su zampakuto. La negra vaina dejo que la hoja se delizara por ella para quedar libre. Con la empuñadura negra y sin ninguna ornamenta, con la guardia redonda y sin decorado alguno, y una hoja opaca y sencilla… asi estaba conformada la zampakuto del espada, aveces Nisheida creia que esta hacia representaciond e el mismo, pero era algo en lo que no pensaba demasiado.

-Has dicho que eres juez… eres... Verdugo… deberias cerrar la boca y dejar de soltar gilipolleses – solto el espada finalmente molesto ¿Quién demonios le hbaia dado el derecho de juzgarle?, por ello trataba a todos por igual, por eso no tenia reparos en estar con los humanos, el no tenia esos “prejuicios”, con los que los shinigamis vivian y actuaban. Era insoportable ver al peliblanco teniente acercrse, la zampakuto del espada vibraba, ese lado suyo despertaba de nuevo, y serenarse le estaba costantdo bastante trabajo…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://onepiecenakamasrol.foroactivo.com
Natsumi_Tachikawa
Capitán del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 240
Fecha de inscripción : 27/08/2009
Edad : 27
Localización : Seireitei

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Natsumi Tachikawa
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Mar Dic 22, 2009 3:00 am

Como era de esperarse de un antiguo capitán del Seireitei, el joven comprendió rápidamente nuestra situación. Escuché su información sobre una pelea reciente que habían tenido los Espadas con algunas Vizard y Shinigamis renegados. Seguramente la misma era la que tanta preocupación en el Seireitei había traído, pero el hecho de saber que los Vizard y renegados eran quienes se habían opuesto a los habitantes del Hueco Mundo, me hacía pensar que, al menos, los capitanes del sexto y decimotercer escuadrón tendrían éxito en la misión que Sou Taicho les había encomendado.
Antes de que pudiera sacarle un poco más de información que nos pudiera ayudar, un estornudo se escuchó a nuestras espaldas ante lo cual el shinigami exiliado respondió con un simple “salud”. Los allí presentes nos miramos unos a otros, comprobando que aquél estornudo no había sido de ninguno de nosotros y luego volteamos sólo para encontrarnos las figura de quien parecía ser un arrancar saludándonos.

-Masaka…- murmuré para mis adentros

¿Cómo era posible que aquél ser pudiera haberse acercado tanto a nosotros sin que nadie lo haya detectado? Éramos tres capitanes y un teniente y ninguno había sido capaz de sentir su presencia previamente. La habilidad del arrancar para esconder su poder no era normal, lo que me hacía pensar que su nivel de pelea debía ser similar al de cualquier capitán del Seireitei.
Escuché tanto a LeMarc como a Luke Fon Frabe decir, a su manera, que el objetivo de nuestra misión se había presentado. Aquello era bueno puesto que gracias a la presencia de aquél ser que sospechaba era un espada, obtendríamos más pistas que si aún siguiéramos buscando por toda la ciudad sin un rumbo fijo. Sin embargo, las órdenes de Sou Taicho fueron sumamente claras y las peleas a gran escala estaban prohibidas para nosotros. Mi mano se posó sobre la empuñadura de mi zampaktoh, adoptando una pose defensiva. El hecho de que no debíamos iniciar la batalla no significaba que no podíamos defendernos de sus posibles ataques.
Para mi sorpresa, o quizás no tanta, mi teniente volvió a desobedecerme, lanzándose contra aquél habitante del Hueco Mundo. Una acción realmente irresponsable y que confirmaban mis sospechas sobre su capacidad para ser el segundo al mando de mi escuadrón. Definitivamente aquél puesto no era para él.
Desenfundó y liberó a su zampaktoh diciendo una serie de cosas que el mismo arrancar calificó como de “gilipolleses” y que realmente, en mi opinión, tampoco tenían demasiado sentido. Los shinigami no somos jueces, somos protectores. El segundo escuadrón podría considerarse como verdugo pero el juzgar es trabajo de la cámara de los 46 no del Gotei 13.

-Espero que estés conciente de las consecuencias de tus acciones- fue lo único que le dije a Drako.

No detendría a mi teniente, no al menos por ahora. Quizás conocer el verdadero poder de un Espada lo haría entrar en razón.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Marcos LeMarc
Capitán del 11º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : De fiesta

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Marcos LeMarc
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Mar Dic 22, 2009 3:33 pm

Apunto estuvo LeMarc de desenvainar su Zampakutouh ante las acciones que se acaban de desencadenar en aquel lugar pero, no para atacar al enemigo, su deseo era el de mantener a raya a aquel desobediente Teniente...

Sus dientes se apretaron con fuerza a la misma vez que agarraba con rabia el mango de Ragnarok, le estaba costando retenerse para no abalanzarse contra los dos sujetos aunque, por lo menos, el que parecía ser un Arrancar mostraba mayor civilización que Drako.

-
Capitana Natsumi, discúlpeme si en algún momento su Teniente es herido - empezó a decir el peliblanco mientras suspiraba con fuerza - por alguien que no es un enemigo - continuó diciendo, realmente aquel chico lo sacaba de sus casillas, sus deseos de pelear no eran inferiores a los suyos y el se contenía, aquel teniente no les respetaba a ellos ni al comandante, le estaba desobedeciendo con tales acciones...

Realmente estaba muy molesto con aquel que acaba de lanzarse al ataque, el mismo desearía lanzarse a la batalla al momento pero no era el momento ni el lugar pues en aquellos instantes estaban en una zona demasiado concurrida.

Siguió respirando con fuerza, tratando de mantener la calma y así no lanzarse contra aquel que era su aliado. Se dirigió a Luke, quizás hablar con el renegado sobre aquella batalla que había mencionado le relajase.

- Luke, ¿qué puedes decirme de ese enfrentamiento que mencionaste? - preguntó con curiosidad el capitán del undécimo escuadrón mientras miraba al pelirrojo ´pero sin dejar su guardia baja, no sabía que tenía planeado el visitante de Hueco Mundo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shinigami_Luke
Shinigami Renegado
avatar

Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 17/11/2009
Edad : 33
Localización : ~ Karakura City ~

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Luke Fon Fabre
Rango: 6
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Mar Dic 22, 2009 4:55 pm

Por un segundo toda aquella situacion lo habia puesto por demas nervioso, tan nervioso que finalmente ocurrio un punto de quiebre, suu zampaktoh comenzaron a vibrar, las palabras del teniente habian hecho que sus espadas se revolucionaran de una manera terrible...

Testament: Ohhh veo que tenemos un juez aqui... recuerdas cuando fue la ultima vez que viste un juez, Luke?

~ Guarda silencio... ~

Contesto el shinigami ante la voz de su Zampaktoh negra, abrio sus ojos un poco y observo detenidamente al teniente, no sin antes comenzar a elevar progresivamente su reiatsu, esto provoco que su cabello lentamente comenzara a alargarse, solo significaba una cosa y su Zampaktoh blanca ya sabia.

Archer: Luke... es buena idea?

~ Estoy cansado....~

Entonces ocurrio lo menos esperado, el cabello de Luke se alargo hasta el final, su semblante y manera de pensar volcaron rapidamente; ahora parecia todo un capitan del 5to escuadron, su mirada fria se volvio hacia Natsumi.

~ Natsumi Tachikawa, por lo que veo... es su mision no entablar batalla, como protector de la ciudad de Karakura, si en algun momento decido que su teniente se vuelve una amenaza para esta ciudad, no tendre mas opcion que aniquilarlo... ~

La voz sono segura y autoritaria, sus ojos verdes estaban posados sobre la muchacha de cabellos rosados y entonces dejo deslizar las palabras justas.

~ Onegai... Hoshi! ~

Sus Zampaktoh pronto tomaron forma de arco y flecha de energia, estaba dispuesto a disparar contra Drako si este no se contenia, pero al parecer sus dias estaban contados; Luke no permitiria que nadie levantara sus armas en contra de esta ciudad, cuando finalmente escucho la pregunta de Marcos.

~ Al parecer, el Sexto espada, el Cuarto, y un subordinado del que parece ser el señor del Hueco Mundo, intervinieron aqui... al menos eso parece, mi compañero Renly y el jefe de los Vizards intervinieron su llegada, sin embargo fueron retirados antes de comenzar esa batalla... ~

En ese momento detuvo su parla y observo detenidamente a la persona que tenia delante, aquel espada, parecia lo que Renly habia identificado como un guerrero de un Reiatsu netamente superior.

~ Renly menciono tambien a un tipo muy parecido a este, segun el, ese arrancar dijo que el hecho que viniesen a hacer problemas a la tierra y que el fuese superior a los demas hacia que el tuviese que ponerlos en paños frios, asi que... veanlo de esta manera, si ese tipo de ahi es superior a un cuarto espada... debe tener el nivel de un capitan experimentado de la SS, no es oponente para mi... ~

Volvi la vista hacia Natsumi y entonces sonrei macabramente.

~ Y volverá pulpa de Shinigami a tu Teniente, te recomiendo que vallas buscando uno nuevo... ~

Solte una sonora carcajada, sin dudas el Shinigami de antes del Shikai, no era el mismo Luke de ahora...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nisheida
3º Espada
avatar

Cantidad de envíos : 78
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : buscando algo especial

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Nisheida Daregae
Rango: 3º espada
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Mar Dic 22, 2009 9:12 pm

Los irirs del espada seguian posados en aquel pelibalnco teniente, un irracional odio brotaba de el como impulsado por una valvula cuyo escape Nisheida trataba de menguar. Y sin embargo el joven shinigami no paraba de proliferar aquellos vocablos que tanto detestaba el portador del tercer rango entre los espada. La sencilla y nada vistosa zampakuto del arrancar vibraba cada vez mas fuerte, aquella parte.. la que mas lo identificaba como hollow reaccionaba ante las provocaciones de Drako, de manera inconsiente, mas por gusto que por sensacion, la lengua del espada recorrio la comisura de los labiso, como si su cuerpo ya estuviese saboreando el placer de aniquilar a aquel shinigami... pero no era momento, no era lugar para hacerlo. Los parpados de Nisheida cayeron, el cerrar los ojos comensaba a tranquilizarlo, sin embargo volvio a abrirlos ante el sentir de la elevacionde un alto reiatsu.

-¿Pelearan todos? - se pregutno internamente antes de localizar al motivo de aquel alto reiatsu.

Su ceño se fruncio ante la visioon que tenia enfrente, parecia ser, que no era el unico que sufria cierto cambio cuando realmente se disponia a pelea, la cabellera del pelirrojo shinigami habia crecido, asi como su semblantemostraba una seriedad y confianza que era inexistente en el unos minutos antes. Aquel aaranque de energia ayudo a Nisheida a pensar, se obligo a guardar su propia zapakuto en la vaina, parecia ser que ni entre los propios shinigamis podia haber acuerdo. El renegado habia formado unarco, Nisheida pensaba que era muy similar al usado por los quincys, pero eso n tenia importancia en este caso. Pero si tomo atencion a las palabras dichas por este ante la pregunta del epliblanco capitan del 11º escuadron
.

- Al parecer, el Sexto espada, el Cuarto, y un subordinado del que parece ser el señor del Hueco Mundo, intervinieron aqui... al menos eso parece, mi compañero Renly y el jefe de los Vizards intervinieron su llegada, sin embargo fueron retirados antes de comenzar esa batalla...

El pelirrojo hizo una pausa, y el espada constataba que su mirar se habia posado levemente en el. Seguramente habia sido informado de su ligera intromision ante las tonterias que habain hecho tanto el 4º como el 6º espada. Y la realidad era que estando en Hueco mundo el unico que habia recibido bronca habia sido el.

-Si hubiese sabido que esos dos tenian tantos medios para safarsem no habria tenido que venir - murmuro Nisheida, quien poco a poco reuperaba la compostura, sin embargo seguia al pendiente del tenianete que seguia sujetando su propia zapakuto dispuesto a atacarle.

- Renly menciono tambien a un tipo muy parecido a este, segun el, ese arrancar dijo que el hecho que viniesen a hacer problemas a la tierra y que el fuese superior a los demas hacia que el tuviese que ponerlos en paños frios, asi que... veanlo de esta manera, si ese tipo de ahi es superior a un cuarto espada... debe tener el nivel de un capitan experimentado de la SS, no es oponente para mi... - sentencio Luke, confirmando que disponia bastante informacion, con ellos quedaba sentenciado que el espada ostentaba un rango por arriba del cuarto, tambien dejaba claro que el nivel entre el y Nisheida tenia una gran diferencia, lo que al espada le hacia pensar que tanto el corpulento capitan, como la pelirrosa seria serian dos capitanes de alto standing dentro del goiten 13.

-Parece que ya me analizan - espeto sonriendo el espada - pero nisiquiera han tenido la desencia de presentarse, inclusive aqui hay un capullo que esta dispuesto a atacarme, e desenvainado... si... pero como ven no soy tan tonto como para pelear aqui - sostuvo mientras apoyaba su mano izquierda sobre la empuñadura de su katana - por lo que, como bien a dicho, ese shinigami... les pido que detengan a este muchacho, o me vere obligado a responder... al igual que ustedes no e venido a blandir mi espada, pero no pueden negar que es necesario que me defienda si este necio sigue con su treta - termino Nisheida empleando un tono mas serio del que usualmente usaba, cosa que que lo dejo algo confundido, parecia que aun no estaba del todo sereno... su zampakto daba liegros temblores, tal vez algo molesta por su resistencia a usarla, pero o habai dicho, pelear ahi seria una insensatez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://onepiecenakamasrol.foroactivo.com
Drako Kale Hellventius
Teniente del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 27/09/2009

MensajeTema: Re: Misión   Lun Dic 28, 2009 8:09 pm

Drako comienza su ataque mientras el Espada
...que clase de espada habla y no ataca?no? mientras este parlotea si claro y aprieta sus dientes...Que miedo....Drako ya estaba en frente del mismo espada pero
prefirio usar un Shupo para posicionarse detras del espada
claro este seguramente reaccionaria pero de todas formas
este intentaria algo....Bajando con fuerza su mano derecha la espada
que tiene en ese brazo Drako paso por la espalda del Espada sin poder
hacerle nada...Claro es un espada...Luego Girando todo el cuerpo a la
derecha..Obiamente dando una vuelta hace lo mismo con la izquierda
teniendo el mismo resultado sin dejar de inentar Drako pone su mano derecha
en el piso y golpea las dos rodillas del espada obiamente desde atras con sus dos
piernas intentando asi bajarle la guardia...Claro sin mucho que poder hacer no?
acaso....Tendria que acobardarme por que es un espada?....




Go on!!!! atacame !!!! rapido!!! no tenemos todo el dia
Hurry Hurry Hurry!!!!




Dako al alejarse se pone en guardia para esperar que el espada
arremeta contra el en una especie de oportunidad para el espada de matarlo
Drako nuevamente eleva su Raigetsu para que el instinto de ese espada pueda
avivarse....Para que se pongo en tono a una pelea...Es aburrido atacar sin ser atacado
es algo estupido..Drako aguarda el ataque del espada agachado mienras apolla su
mano derecha con el mango de su espada en el piso y mira solamente los pies
del espada...Comi si fuera lo unico importante de este.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nisheida
3º Espada
avatar

Cantidad de envíos : 78
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : buscando algo especial

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Nisheida Daregae
Rango: 3º espada
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Lun Dic 28, 2009 10:27 pm

El sol aun se sotentaba en lo alto de la ciudad de karakura mientras su luz desendia suobre los transitantes de la misma, y daba el mensaje de que aun reinaba el dia en esos paraje. Y mientras tanto, cinco personalidades, se presentaban ahi, inpertenecientes a lo que era clasificado como "normal", y habian comensadoel debate, sin llegar a hacertar en un tema en cuestion. La serenidad comenzaba a regresar a Nisheida, ciertamente no era propicio el comenzar una pelea, pese a el desagrado que el teniente habia comenzado a propiciarle. Inclusive, parecia que los capitane,s pensaban exactamente lo mismo ¿seria solo precaucion ante el conocimiento de su rango?, ¿o era algo mas?. Lo importante residia en que ninguna de las dos partes parecia estar dispuesta aconvatir, almenos de momento. Poco a poco el reiatsu de Nisheida habia comenzado a desender hasta caer nuevamente a esa presencia casi inexistente.

-Bueno - comenzo a espetar mientras se tranquilizaba un poco mas - ahora creo que....


La frase del espada se perdio enel aire, dado que habia sido interrumpido de forma subita, no con otros vocablos, si no con el golpe de la zampakuto del teniente, un infimo y patetico intento de hacerle daño. Pese a ocultar totalmente su reiatsu, pese a desenderlo de manera notoria, el hierro del que era portador seguia con todas sus capacidades activas. El golpe del segundo al mando del 2º escuadron, habia sido totalmente inutil. Lo mismo pasaba con el segundo golpe propiciado a Nisheida. Parecia que esto desesperaba al peliblanco, dado que habia vuelto a hacer otro intento golpeando la parte trasera de las rodillas del espada, y viendo que ninnguna de sus arremetaciones contra su adversario daban resultado habia tomado cierta distancia, posiblemente para reeplantear su acomentida.

Y si este se sentia algo irritado, no era nada en comparacion al enfado que comenzaba a crecer en el espada, incluso despues de que hbaia guardado su propia zampakuto, incluso despues de que estaba dispuesto a dejar pasar aquellas proliferaciones sentenciadas por el teniente ¿Estaba atacando? Los dientes de Nisheida se apretaron,serenarse era lo propicio, pero realmente hacerlo era ya todo un desafio, el reiatsu del portador del 3º rango entre los espada volvio a elevarse haciendose sobre saliente del de los demas presentes que ahi se habian congregado. Y algo curioso pasaba en ocasiones con el espada, concimientos y experiencias surgian en el, como si alguien los hubiese colocado en su cabeza, y el mimsmo lo atribia a que eran los ultimos vestigios de sus memorias, de los tiemps en que habia rondado en el sereitei como shinigami, no pensaria en ello, no tenia sentido, lo importante era la informacion que se desglozaba de esos sueño.. imagenes o recuerdos.Una sonrisa se marco en su semblante, mientras el deseo por pelear se acrecentaba, era insolito, nisiquiera cuando peleaba el espada perdia la compostura, no, lo que causaba aquel deseo por el exterminio de los shinigamis, era la furia que el teniente le habia provocado. Y a diferencia de como habia pasado momentos antes, su mano no viajo hasta su zampakuto, si no que se alzo en el aire frente al peliblnaco.


-Estoy seguro... de que estan concientes de que una batalla aqui seria perjudicial para la ciudad - espeto Nisheida con los ojos cerrados mientras respiraba hondo - en un principio...les adverti que no pelearia mientras no levantaran su mano hacia mi.. pero no solo este tonto lo a hecho, si no que a soltado bastantes tonterias frente a mi - siguio refiriendose a lo proliferado por el teniente tras liberar su shikai - si estuviesemos en Hueco mundo... incluso en el sereitei.. pelear contra todos ustedes al mismo tiempo representaria todo un desafio... inclusive podria ser yo quien cayese en el transcurso de la pelea - una sonrisa se pronuncio en el semblante del espada, mas con un deje de malicia que de burla - pero aqui no... no.. aqui no representan una verdadera amenaza, almenos de moemtno... lo se muy bien... como capitanes y teniente.. apenas gozan de una fracciond e su poder en estos moemntos ¿No es asi? - sentencio el espada mientras habria los ojos y reflejaba seguridad en sus propias palabras - el que no hayan querido pelear... y el reiatsu que muestran ahora.. es una clara muestra de que estoy en lo cierto... asi que me siento libre, almenos de eliminar a ese pedazo de escoria - termino mientras la palma de su mano quedaba frente a Drako.

Una cegante y rojiza luz comenzo a congregarse en frente de la palma de Nisheida. Aquel cero reunia bastante del reiatsu del espada, y segundos despues salio disparado hacia el portador de la insignia de teniente del segundo escuadron. Si llegaba a recibirlo, seria arrasado junto con una porcion de la ciudad de karakura.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://onepiecenakamasrol.foroactivo.com
Natsumi_Tachikawa
Capitán del 2º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 240
Fecha de inscripción : 27/08/2009
Edad : 27
Localización : Seireitei

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Natsumi Tachikawa
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Mar Dic 29, 2009 3:32 am

Todos parecían molestos por la acción de mi teniente y no podía culparlos. Luego de esta batalla, dejaría de ser mi segundo al mando. Su desobediencia era clara señal de que no estaba capacitado para el cargo que mantenía. Tenía grandes habilidades, como mi subordinado conocía perfectamente cada una de ellas, pero enfrentarse a un espada en estas condiciones no sólo era un suicidio, sino que, además, representaba un peligro para los demás. Tanto LeMarc como Luke Fon Frabe me advirtieron del accionar de mi teniente, diciendo de forma implícita o explícita que si éste hacía algo demasiado que pudiera perjudicarnos, no dudarían en acabar con él.

-Mi teniente ha decidido luchar por cuenta propia sabiendo las consecuencias que aquello acarréa. Si lo consideras una amenaza y debes eliminarlo, hazlo. Aún así Drako pertenece a mi escuadrón y como capitana del mismo la responsabilidad de sus acciones también recáen sobre mi, ante lo cual, sabrás mejor que yo, que no permitiré que la ciudad esté en un grave peligro- respondí a lo pronunciado por el antiguo capitán de la quinta división

Luego de ello, el joven liberó su zampaktoh, a modo de profundizar la advertencia que acababa de hacer. LeMarc, por su parte, intentó encontrar un poco más de información, preguntándole a Luke sobre el enfrentamiento que había mencionado con anterioridad. Este nos explicó un poco la situación, deduciendo, además, que el espada que se encontraba frente a nosotros era sumamente poderoso y que mi teniente no tendría oportunidad frente a él.
Aquél Espada escuchó nuestra conversación, afirmando lo dicho por el shinigami exiliado. Sin embargo, luego, nos pidió que tranquilizáramos a Drako debido a que él no tenía intenciones de enfrentarse a nosotros. Era extraño su accionar pero bastante conveniente para nosotros quienes teníamos prohibido empezar una gran batalla.
Sin embargo, mi teniente hizo oídos sordos a su comentario e inició el ataque o más bien, la provocación ya que a eso no se le puede llamar ataque. Ante esto, el Espada reaccionó. Habíamos perdido nuestra oportunidad de evitar la batalla. Suspiré.
El espada, entonces, comenzó a explicar que si nos encontráramos en Hueco Mundo o en el Seireitei nosotros podríamos vencerlo, pero aquí, en Karakura donde nuestros poderes se habían reducido considerablemente claramente él tenía ventajas sobre nosotros.
Como acto de demostración de su poder, lanzó un Cero sumamente poderoso el cual se dirigió hacia mi teniente. Si lograba impactar, no sólo no dejaría rastro alguno de Drako sino que, además, destruiría gran parte de la ciudad. No podía permitir que algo así suceda.
Sin previo aviso, utilicé un shunpo para posicionarme enfrente de mi teniente, entremedio de él y el ataque. Desenfundé mi espada y elevé mi reiatsu lo más alto que el sello que mantiene al mínimo mis poderes me permitió. El ataque impactó contra mi zampaktoh y, aunque me hizo retroceder más de lo esperado y gastar la mayor parte de mi poder, logré desviarlo y salvar la ciudad.

- Ciertamente no somos jueces, Espada. Pero los shinigami somos protectores. Protegemos a los humanos y a la ciudad de Karakura. Si vuelves a intentar destruirla, te eliminaré - dije con voz escalofriante, ignorando cualquier comentario por parte de mi teniente que pudiera referirse al hecho de que me había entrometido en su batalla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Marcos LeMarc
Capitán del 11º Escuadrón
avatar

Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : De fiesta

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Marcos LeMarc
Rango: 3
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Mar Dic 29, 2009 12:54 pm

El peliblanco escuchó con atención las palabras de Luke, por lo menos ahora sabíamn algo mas sobre lo sucedido en el mundo humano y aquel extraño enfrentamiento que se produjo en el. Marcos estuvo varios segundos en silencio y para cuando devolvió la mirada hacía donde estaban el Tercer Espada y el Teniente pudo fijarse en que el combate ya se tornaba como algo casi inevitable.

Una serie de movimientos fueron realizados por Drako al son de sus palabras en busca del contraataque del Espada que, mostrando su poder, ni se molesto en detener el ataque, su piel dura por naturaleza por acción del Hierro le permitió evitar recibir daños.

Algo pasó, el Espada elevó sustancialmente su Reiatsu, LeMarc no pudo evitar sentir la presión que aquel poder emitía por todo el ambiente, su excitación creció y el deseo de desenfundar su arma y lanzarse al ataque crecía por momentos...

-
Contrólate chico - dijo Ragnarok en la cabeza del Shinigami del undécimo escuadrón en un intento de que su portador manteniese la calma.

Marcos comenzó a respirar con profundidad, el autocontrol al que se estaba sometiendo estaba alcanzando sus límites mientras el Espada hablaba, tenía razón, el poder de los Shinigami enviados desde la SS estaba sellado en aquel momento...

El capitán de cabellos blancos no tuvo tiempo a reaccionar ante el potente Cero liberado por aquel se demarcaba como enemigo mas la capitana Natsumi si lo hizo, se interpuso entre su Teniente, la ciudad y el Cero recibiendo el ataque con la ayuda de su Zampakutouh.

LeMarc empezó a reír para sus adentros, parecía un demente y así lo demostró con su sonrisa y con sus ojos, su expresión se había tornado la de un loco, su sonrisa desafiante junto con sus afilados ojos eran el mas claro indicio de que quería lanzarse contra aquel a quien se enfrentaban.

-
Lo siento Comandante... no puedo aguantarlo mas... - dijo en voz alta en dirección a nadie mientras desenvainaba a Ragnarok, ignorando todas sus palabras, la bestia amante de las batallas no podía calmarse...

Miró a la mariposa que lo había acompañado durante su trayecto, al principio pensó en decirle que mandase un mensaje con petición de liberar sus limitaciones pero un pequeño halo de lógica no le permitió hacerlo, la suma de dos capitanes y un teniente liberados al máximo contra el tercer espada en su máxima expresión dejaría la ciudad en un estado mas que lamentable.

LeMarc avanzó con paso lento hacía el frente -
¿Es inevitable? ¿Es necesario pelear aquí? - preguntó en voz alta mientras colocaba la cara externa de su Zampakutouh sobre su hombro - Prefiriría hacerlo en algún lugar mas apartado... - continuó diciendo mientras colocaba a Ragnarok fuera de su lugar de reposo pero en posición de desenfunde, su intención era la de atacar con un "desenvaine rápido" mas aun no se lanzó al ataque, por mas que hubiese perdido parte de su juicio tenía en presencia la misión... tendría que evitar emocionarse demasiado...

El Reiatsu a su alrededor comenzó a salir con libertad mientras rodeaba su cuerpo, un aura de color azul claro mezclado en blanco se adaptó a la silueta del Shinigami del undécimo escuadrón...

- Y, lo se, capitana, confío en totalmente en su juicio mas ahora no en el de su Teniente... - enunció a la par que se preparaba en dirección a la capitana del segundo escuadrón en respuesta a sus anteriores

Off: Perdón pero me estoy liando con los "turnos". ¿Podría ponerlos alguien si no es mucha molestia?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nisheida
3º Espada
avatar

Cantidad de envíos : 78
Fecha de inscripción : 14/07/2009
Edad : 25
Localización : buscando algo especial

Hoja de personaje
Nombre del PJ: Nisheida Daregae
Rango: 3º espada
Zampakutou/Poder:

MensajeTema: Re: Misión   Mar Dic 29, 2009 10:17 pm

El pesado reiatsu del habitante de Hueco mundo habia comenzado a sentirse en Karakura conforme el mismo se habia encargado de incrementarlo. La rojiza luz que se congregaba en la palma de su mano denotaba el poder del cero, que posteriormente habia sido disparado a una considerable potencia. Era mas que suficiente, el mero contacto con el ataque borraria al peliblanco de la faz de la tierra, y eso era lo unico que pretendia Nisheida, pese a que sabia que tal ataque posiblmente perjudicaria un sin numero de humanos tambien, perola ira que el teniente del segundo escuadron habia despertado en su persona, sobrepasaba la sensatez que podia tener en ese momento. Y aun cuando estaba seguro de las limitaciones de los capitanes del sereitei, la pelirrosa mandamas de la segunda division, habia hecho uso del llamado shumpo para posicionarse entre el cero y el objetivo del mismo, y , elevando su reitasu, a lo que el portador del 3º puesto entre los espada, consideraba el maximo posible en su condicion, habia desviado el cero, haciendo uso de su propia zampakuto. Aun con la intervencion de la capitana, una ligera capa de polvo se habia levantado por el impacto del cero con la catana de la shinigami, y al despejarse esta se veia claramente a la pelirrosa ostentando un semblante bastante serio.

- Ciertamente no somos jueces, Espada. Pero los shinigami somos protectores. Protegemos a los humanos y a la ciudad de Karakura. Si vuelves a intentar destruirla, te eliminaré - espeto esta con un deje de frialdad, que el espada interpretaba como su actitud de batalla, en todo caso no le importaba, mas las palabras dichas por ella si.

-¿Enserio?, - respondio con una leve sonrisa de burla - pues has confirmado que esa basura es tu teniente ¿no deberias educarlo mejor? - señalo el espada indicando con su indice al shinigami detras de ella - no me importa si no eres capaz de controlar a tus propios subordinados, pero sostengo lo que dije, no e venido aqui a pelear, unicamente te pido me permitas eliminar a la escoria que acabo con mi paciencia, a diferencia de el, no tengo nada contra ti... shinigami - ante el argumento de Natsumi, el espada podria rebatir mucho, el mismo se hbai hecho el cuestionamiento muchas veces, podria hablar largo y tendido sobre aquello, pero estaba seguro de que seria inutil debatir en aquel momento.

La atencion de Nisheida se distancio de la capitana que tenia enfrente, para pasar al peliblanco capitan que tenia a un costado, este parecia haber adquirido un deje de exitacion ante la pequeña muestra de poder que hbai hecho hace un momento ¿Deseos de lucha?, podia ser posible, no conocia a ciencia cierta como actuarian cada uno de ello, era extraño, entre los espada no habia ese tipo de proteccion hacia ajeno, podia decirse que el mismo era el unico que consideraba a otros en su pelea, pese a lo ocurrido hace poco.. El animo en el sembalnte de Marcos Lemarc fue confirmado por las palabras que este exclamaba
.

- Lo siento Comandante... no puedo aguantarlo mas... - sentencio un momento despues mientras el reiatsu de mismo se hacia mas notorio mientras se congregaba a su alrededor, claramente estaba deseoso de combatir contra Nisheida, pese a que este ultimo habia aclarado la gran desventaja en la que se encontraban. El corpulento lider del inceavo escuadron comenzo a avanzar en direccion hacia su contrincante.- Es inevitable? ¿Es necesario pelear aquí? - cuestiono mientras alzaba la voz, y la parte plana de la hoja de su zampakuto recaia en su hombro - Prefiriría hacerlo en algún lugar mas apartado...

El espada arqueo una ceja, le parecia increible que pese a los notorios deseos de lucha y sangre, el capitan aun contemplase a los humanos, ciertamente y pese a su propio y reciente descaro, Nisheida Deragae no estaba pasando pr alto la existencia de los mismos. Una leve sonrisa se volvio a marcar en su semblante antes de volver a hablar.

-Crei que te avalanzarias de un momento a otro, tu reiatsu... ¿como explicartelo?... pareces mas una bestia a punto de cazar... entre los hinigamis que e conocido tienes el reiatsu mas agresivo - explico Nisheida ante el azulado reiatsu que se formaba alrededor de Marcos Lemarc - y a diferencia de o que piensen.. no e perdido cordura aun, son libres de decidir donde quieren combatir, pero les repito... en su estado actual.... para mi no son mas que basura

El frio tono del espada denotaba claramente lo qu epensaba, en aquellos momentos, dos grandes capitanes trataban de encararlo sin hacer uso de su verdadera fuerza, y pese a la ventaja numerica,, la diferencia era clara: si insistian en pelear con el copn el limitador activo... no tendria mas opcion que eliinar a ambos capitanes, y claro estaba, aun no habia olvidado al teniente que frente a el se encontraba. Posiblemente Arcaon estuviese feliz si le decia de el deseso de dos capitanes, en todo caso, ganarse la gracia del amo de Hueco mundo no representaba nada para el.

Off: y a todo lo escrito anteriormente, sin ofender, soy espada.. ya sabeis XD, y en cuanto a los turnos, me parece bien como lo emos dejado en los ultimos post... Natumi, luego marcos y al final yo, y dada la diferencia, creo que Drako puede intervenir cada vez que pueda. Y Luke, dependera si intervendra en la batalla cambiamos el orden.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://onepiecenakamasrol.foroactivo.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Misión   

Volver arriba Ir abajo
 
Misión
Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Primera misión: Tequila Wolf
» [An Cairde] Misión de espionaje
» Primeros pasos [misión - abierta]
» La fragata Libertad regresó a Buenos Aires tras 5 meses de misión
» [Iscariote XIII]Aquí es donde comienza nuestra misión. Prepárense, porque podría ser nuestro último adiós.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bleach World Rol :: La Ciudad de Karakura :: Las Calles-
Cambiar a: